¿Carreteras sin límites de velocidad? Autobahn alemanas

Hoy queremos hablar un poco sobre las “Autobahn”, esas soñadas autopistas alemanas en las que se supone que no hay límite de velocidad y que cada uno pisa el acelerador cuanto quiere. Estas autopistas son tan famosas que incluso existe un “turismo de conducción”, personas que viajan a Alemania, alquilan coches de gran potencia para poder disfrutar de la sensación de velocidad.

Si alguien nunca ha estado puede hacerse una idea un poco distorsionada de la realidad, imaginando carreteras de 6 o 7 carriles y los coches pasando a velocidades extremas, pero no es nada de eso. Las Autobahn a primera vista son muy similares a nuestras autopistas, pero el espesor de su pavimento es mucho mayor, dotándole de mayor resistencia al desgaste. Además están diseñadas para drenar el agua, impidiendo la formación de acumulaciones de agua, siendo algo fundamental para evitar accidentes y el radio de las curvas de su trazado está limitado por ley.a

Es verdad que se puede conducir en más del 50% de lared de Autobahn a la velocidad que el conductor considere oportuno, pero aunque parezca un poco difícil de creer, son una de las autopistas con menor mortalidad y sobre todo es debido a la mentalidad de sus conductores, puesto que son conscientes de peligro que supone conducir y registran una velocidad media entre 130-150 km/h.

A todo esto hay que añadir que estas carreteras están dotadas de un complejo y estudiado sistema de vigilancia que permite a los cuerpos de seguridad alemanes conocer el estado del tráfico. Y bueno… La policía cuenta con coches de mucha potencia para casos extremos (imaginad a nuestra Guardia Civil circulando con un Porsche…), por lo que hay que tener mucho cuidado a la hora de “saltarse las normas”.

Como sabéis, el empeoramiento de las condiciones meteorológicas produce un aumento de los accidentes de tráfico. Para poder luchar contra ello, estas autopistas cuentan con una red de sensores para informar sobre la apariciones de nieve, lluvia… y poder poner en aviso a las autoridades pertinentes.

Existen muchos factores, y sobre todo inversión, para hacer de estas carreteras unas de las más seguras del mundo, pero el primer factor que evita todo esto, es la “buena práctica” de sus conductores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *